Nro. de Visitas

HoyHoy12
AyerAyer14
Esta SemanaEsta Semana12
Este MesEste Mes504
Su IP es:23.22.240.119

Usuarios Online

Hay 20 invitados y ningún miembro en línea

Ratio:  / 1
MaloBueno 

Elecciones regionales en España: el PP pierde poder y se consolidan los partidos nuevos

El partido de Rajoy se impuso por poco menos de dos puntos sobre el PSOE a nivel nacional, pero perdió las mayorías absolutas y pelea por la alcaldía en Madrid; en Barcelona ganó una aliada de Podemos

MADRID.- En el principal termómetro de cara a las elecciones presidenciales de fin de año, los comicios municipales y regionales de España coronaron al gobernante Partido Popular (PP) con una victoria muy ajustada a nivel nacional, con un significativo retroceso respecto de los resultados de hace cuatro años, mientras que los nuevos partidos confirmaron su avance.

A nivel nacional, durante todo el recuento se vivió una dramática competencia cabeza a cabeza entre el PSOE y el PP del presidente Mariano Rajoy , que terminó golpeado por los resultados finales en el año en que se jugará por su reelección.

El PP se impuso tanto en el porcentaje de votos (26,93%) y en los concejales obtenidos (22.312), seguido de cerca por el PSOE, con el 25,11% de los sufragios y 20.465 concejales, según datos del Ministerio del Interior.

Los conservadores ganaron en nueve de las 13 regiones pero sin mayoría suficiente y con la necesidad de llegar a acuerdos si quiere gobernar. Posibles pactos de izquierda podrían arrebatar poder territorial al PP, que perdió 2,5 millones de votos con respecto a 2011.

Además, en tercer lugar a nivel nacional quedó el partido nuevo liberal de centro Ciudadanos (6,5%) y detrás, Izquierda Unida (4,7%). Por su parte, el "partido de los indignados", Podemos, que decidió no presentar candidatos pero sí apoyar a distintas formaciones locales, sorprendió con muy buenos resultados en las dos principales ciudades españolas.

La economía española se está recuperando tras siete años de recesión y está previsto que crezca casi al 3% este año. Pero el alto desempleo, todavía en el 23,8%, varios casos de corrupción que salpican a sus principales líderes y una serie de medidas impopulares como el abaratamiento del despido y las subidas de impuestos han desgastado mucho a los conservadores.

Sin embargo, su tradicional rival socialista no ha logrado capitalizar ese descontento. Así es como Podemos y Ciudadanos emergen como grandes triunfadores y aspiran a seguir creciendo de cara a las presidenciales a final de año.

"Las grandes ciudades son los motores del cambio. Empieza a escribirse en España el fin del bipartidismo", dijo el politólogo Pablo Iglesias, líder de Podemos.

"Ciudadanos es hoy la tercera fuerza política municipal de España. Hay proyecto para España y esto solo empieza'', señaló por su parte el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

En Madrid, voto a voto

 
Esperanza Aguirre habló en un bunker sombrío. Foto: Reuters 
 

Los primeros sondeos de boca de urna apuntaban a que las plataformas apoyadas por Podemos se habían impuesto en Barcelona y Madrid.

Finalmente el PP obtuvo más votos en la capital española, aunque con un ajustado triunfo que no le garantiza el gobierno a su candidata, Esperanza Aguirre.

Aguirre se impuso con 21 concejales, ocho menos de los necesarios para la mayoría absoluta y tan sólo uno más que la coalición Ahora Madrid, apoyada por Podemos. Si este partido, que salió segundo, pacta con el PSOE -tercero-, el PP se quedaría fuera del poder.

"Tanto si soy alcaldesa como si hay un pacto que envía al PP a la oposición, mi primer mensaje no puede ser más que de gratitud", dijo Aguirre en una conferencia de prensa esta noche. "Los madrileños nos han mandado un mensaje. Hemos pasado de obtener el 48 por ciento (de los votos) de 2011 al 34,4 por ciento que tenemos en este momento", admitió.

"En este momento es claro que ha ganado una mayoría por el cambio. Y esa mayoría no la ha ganado Ahora Madrid ni otras fuerzas políticas, esa mayoría la ha ganado la ciudadanía de Madrid", dijo, por su parte, la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena.

El PP gobierna en la capital de España desde hace 24 años. Hasta ahora lo hacía con mayoría absoluta y con Ana Botella -esposa del ex presidente del gobierno José María Aznar- a la cabeza, quien decidió no presentarse a la reelección.

Carmena, recién llegada a la política, recabó un importante apoyo entre parte de la ciudadanía en las últimas semanas. Conocida por su defensa de obreros y detenidos durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975), aseguró no pertenecer ni a Podemos ni a ningún otro partido y puso a la gente por encima de las ideologías.

Aguirre, de 63 años, es una de las políticas más conocidas y fuertes del PP, aunque también una de las más polémicas. Actual presidenta de la formación conservadora en Madrid, estuvo también al frente del gobierno regional hasta septiembre de 2012, cuando anunció por sorpresa su dimisión.

Su espontaneidad y sus polémicas declaraciones la han convertido en una política que despierta admiración y aversión a partes iguales. Aunque conocido es su distanciamiento con Rajoy, en el PP fue considerada por muchos una "apuesta segura" para mantener al partido en la alcaldía de la capital de España.

En Valencia y Valladolid, entre otros, los acuerdos de la izquierda pueden sacarles también las alcaldías al PP.

También a través de pactos, la izquierda puede gobernar en las comunidades de Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura.

En Barcelona, una nueva fuerza

 
Ada Colau, una revelación en Barcelona. Foto: Reuters 
 

En Barcelona, la segunda ciudad del país, se impuso finalmente Ada Colau, la candidata de Barcelona en Común, también aliada de Podemos, y desplazó así a Xavier Trías, del partido nacionalista Convergencia i Unió (CiU).

Ada Colau, de 41 años, empezó a ser conocida públicamente en 2009, cuando, como una de las fundadoras de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Barcelona, en el noreste de España, empezó a luchar contra los desalojos de quienes en medio de la crisis económica española no podían seguir haciendo frente al pago de sus viviendas y eran expulsados a la calle. Pero no fue hasta el año pasado cuando dio el salto a la política para crear Guanyem Barcelona, una plataforma ciudadana que pretendía unir fuerzas para los comicios municipales de hoy.

Fue el germen de Barcelona en Comú (BComú), la agrupación que congrega a partidos de izquierda y ecologistas catalanes -Esquerra Unida i Alternativa, Equo, Iniciativa per Catalunya Verds, Procés Constituent- además de contar con el respaldo de Podemos, el partido emergente de izquierda que lidera Pablo Iglesias. Y que la ha llevado a la alcaldía.

Las elecciones

Más de 35 millones de españoles estaban llamados hoy a elegir los gobiernos de 13 de las 17 regiones del país y los alcaldes de 8122 municipios de todo el territorio nacional entre las 9 (4 en la Argentina) y las 20 (15 en la Argentina).